lunes, 25 de abril de 2016

La cosa se puso Barroca

La terminología usada para clasificar (el vicio que tenemos los humanos de agrupar o rotular), bandas y subgéneros del rock, es cada vez más diversa y sus límites más confusos.

Por estos días me he puesto a escuchar un par  de bandas que me han gustado mucho por su estilo y sobretodo por su sonido, una se llama Fleet Foxes según la liga de Wikipedia el género al que pertenecen es Indie Folk, me imagino que es algo así como Folk alternativo. Vale la pena escucharlos y detallar la portada de sus discos que evocan  (son obras de arte) cuadros de varios siglos atrás.
Si eres de los que te gusta conocer cosas nuevas, no les pierdas la pista a esta banda originaria de Seattle, la tierra de la movida Grunge que ahora nos regala algo distinto.

La otra banda de la cuál tengo un vinilo, se llama Bon Iver y para mi sorpresa Wikipedia dice que son del género Indir Folk, está banda aprendí que es la opera magna del cantante  y compositor Justin Vernon, ya tienen un grammy encima y si hablamos en el idioma de los vinos, hace un maridaje perfecto con los Fleet Foxes, para una tarde tranquila en compañía de un buen café.


Nota no se extrañen si escuchan el termino Baroque Pop, para estas y otras bandas tan antiguas como The Zombies o The Beach Boys, así como bandas un poco más movidas que es el caso de Arcade Fire.



Fleet Foxes








Bon Iver










Más Barrocos


The Zombies 






The Beach Boys








martes, 5 de abril de 2016

¿Acumulador o coleccionista?

Por estos días estoy de mudanza, después de mucho tiempo en el mismo lugar.
Una de mis principales tareas es empacar mi música, producto de casi 40 años de afición. Más que alardear con cantidades, con formatos o exclusividades, me puse a reflexionar sobre si la vida me dará el tiempo y el espacio para volver a oír todo, o si simplemente es un apego.
Espero que sea lo primero y el hecho mismo de estar escribiendo estas líneas es una demostración de ello.

Aparecieron discos empolvados por estar escondidos detrás de otros, que casi había olvidado que existían, subir al ático y encontrar una gran cantidad de casetes con lo que en el idioma de hoy denominariamos Playlist, fue un reencuentro con la historia de mi vida.

Triste es  el momento en que nos sofisticamos y en el que las comunicaciones y el que hacer nos agobian.

Hoy hice un pacto con mi compañera la música, para que en vez de comprar y acumular, me dedique a disfrutar  lo que tengo sin importar la calidad o el precio.





Esto estaba refundido bajo  polvo del olvido






























Prometo seguir...........




pileofcds