martes, 30 de abril de 2013

Todos queremos un Beatle

Aún el grupo más famoso de rock de todos los tiempos, causa opiniones divididas, no por la calidad de su música y su influencia, si no por sus integrantes. Muchos de ellos mitificados, muertos en vida y hasta se llego a decir que eran extraterrestres.

Yo hoy me quiero referir al plano netamente humano y si cabe el termino, a la empatía. Es innegable que  las caras más famosas y que se llevaban casi todos los meritos fueron John Lennon y Paul McCartney, compositores de más del 80% del repertorio Beatle.

No me pregunten porqué, pero mi Beatle preferido siempre fue George Harrison, el más joven, el virtuoso de la guitarra  y el amante de la espiritualidad. Fue afin con la linea de rock y los grupos que me gustan, hasta el punto de hacer de Jeff Lynne (frontman de ELO) su productor y compositor. Formó con él y con  Tom Petty, Bob Dylan y Roy Orbinson, la banda itinerante, The Traveling Wilburys. Su música me conecta con el y con mi adolescencia.

Paz en tu tumba George.

Me inspiré para esta publicación, en un DVD que compré el fin de semana, de un homenaje que le hicieron en 2002 con todos sus amigos y que fue liderado por Eric Clapton y el hijo de George;  Dhani Harrison (es como ver a su padre tocando en el escenario con todos sus amigos, pero mucho más jóven así lo dijo Paul McCartney al final del concierto).




























       














jueves, 25 de abril de 2013

Échale mi Carlitos

Carlos Santana, es una de mis Artistas de Culto en el rock. Soy amante de la guitarra eléctrica y cualquiera que se las tire de rockero con su guitarra, debe al menos por cultura general, escuchar la obra de este monstruo.


La vida de Carlos Santana desde su juventud, estuvo marcada por cierto "nomadismo" que lo llevo de México a USA más concretamente a California  con sus padres y luego a San Francisco por allá a finales de los 60. Parecería que esto no tuviese importancia para la historia del rock, pero fue precisamente esa conexión mágica de los ritmos latinos con el rock lo que hizo aún más grande la obra de Carlitos. Su llegada a San Francisco fue su entrada triunfal a las grandes ligas del rock, que por esos días estaba bajo la influencia del Hipismo y su Peace and Love (como olvidar su magistral intervención en Woodstock la recomiendo).

Bueno Carlitos, ya hablé mucho sobre ti ahora échales tú con tu música. Demuéstrales de que estas hecho.
























 





lunes, 22 de abril de 2013

Soy lo que oigo

Mi primera preocupación cuando me volví fan declarado del rock, era que esto fuese una moda pasajera, o un capricho de adolescente y que con los años, terminara desertando o lo peor, oyendo rock, por llevarme el punto y no por disfrutarlo y metiendome en cosas raras por llamar la atención.
En 1978 erá utópico ver un cinceuntón amante del rock y mucho menos en Colombia mi país. Pués nuestros padres que cuando eso llegaban a esta edad, eran amantes de la música colombiana, hecho que fue "contagiando" a muchos de mis amigos que desertaron del rock. Hoy yo tengo casi cincuenta y sigo disfrutando el rock.

 Me refiero a mi gusto por la música rock, que me ha llevado a estudiar y explorar este maravilloso mundo, sin caer en modas pasajeras y superfluas. Por eso con tranquilidad puedo decir que soy lo que oigo, por que el rock ha estado y estará siempre presente en mi vida como algo muy especial.

Cuando se tiene claro el camino, no hay porqué temer.

Les comparto parte de mi vida con estas canciones.































Chao y gracias  por aceptarme como soy.





martes, 16 de abril de 2013

Con Zooropa Me2

Hablar aquí de la historia de U2 es como enseñarles a leer a mis queridos lectores.
Tal vez con Radiohead son las 2 bandas más influyentes que  tiene la historia del rock de los 80 hacia a acá.

Pero la verdad, con U2 me pasa lo que me pasaba con Supertramp, ElO, Styx y similares en la adolescencia. Siento que hay sobre exposición (hastío). Por ser un grupo tan mediático y experto en marketing, su música nos invade, nos llena. Eso sí,  sería una herejía decir que su música no es espectacular. Lo que pasa es que hay que dejarla descansar.

Preciso en  estos días,  me dio por esculcar en mi discoteca y desempolve el disco Zooropa  de 1993 y me encantó volverlo a oír. Me parece que valió la pena ignorarlo por algunos años. Y  no creo que sea coincidencia que este disco hubiese sido grabado en la época que se grabó, ya que para mí de toda la colección de U2 es el disco más indie o alternativo, estilo que hace 20 años estaba en todo su furor.

Los dejo en Zooropa (dato adicional, en este disco en la canción The Wanderer, hay participación del legendario y difunto Johny Cash).